Meditación con cristales para silenciar el parloteo de la mente.

La meditación es una manera de silenciar el parloteo de la mente. Tiene muchos beneficios: alivia el estrés, reduce la presión sanguínea, desarrolla la creatividad, etc. Meditar con un cristal es una de las maneras más sencillas de sintonizarse con su energía. Limpia tus cristales antes de iniciar para que sus energías estén puras.

Para meditar te recomendamos hacer lo siguiente:

  1. Ubícate en un lugar donde te sientas cómodo/a y en el cual te asegures que no te van a molestar.
  2. Siéntate en una silla o si puedes en posición de flor de loto.
  3. Respira suavemente, al inspirar respira paz, amor, armonía, tranquilad y al espirar suelta cualquier estrés o tensión que puedas estar sintiendo.
  4. Con los ojos suavemente enfocados mira tú cristal, percibe su color, su forma y su peso, siente sus vibraciones pasando a tus manos, déjate peregrinar dentro del cristal, explorando sus planos internos, cuando estés preparado/a cierra tus ojos, contempla calladamente las energías del cristal y deja que se enseñe cosas cobre él.
  5. Cuando hayas completado la meditación, abre los ojos y pon el cristal a un lado, apoya los pies firmemente en el suelo para asentar tus energías.