La Esmeralda como piedra para generar acciones positivas

La esmeralda es una piedra de inspiración y de infinita paciencia. Es conocida como la piedra del éxito en el amor. Potencia el amor incondicional y la relación fomentando la amistad, abre el chakra corazón y tiene u efecto calmante en las emociones.

Esta piedra asegura el equilibrio físico, emocional y mental. Elimina la negatividad y genera acciones positivas. Enfocando la atención y elevando la consciencia permitiendo que la persona capte la sabiduría que viene de otros planos.

La esmeralda imparte claridad mental, fortalece la memoria, inspira un profundo conocimiento interno  y amplía la visión. Favorece la recuperación después de enfermedades infecciosas.

Es usada para tratar los senos, los pulmones, el corazón, la columna y los músculos, desintoxica el hígado, alivia el reuma y la diabetes,  también alivia los ojos.  Se cree que puesta en el cuelo puede prevenir epilepsias. Procura la amplitud de la perceptibilidad. Incrementa la inteligencia y la memoria. Acrecienta el buen juicio y el carisma, así como la personalidad y el sentido común.

No se puede llevar puesta continuamente ya que podría activar emociones negativas.  Simboliza la esperanza, la abundancia y el movimiento.