Nuestro Blog

programar-tu-mente-sanacion-armonizando-tus-energias

La mente como herramienta de sanación

El primer paso para cualquier curación  desde la mente es tener claras 2 ideas:

  1. Tú debes querer tu propio bienestar, alegría y felicidad.
  2. Para conseguirla, debes actuar de acuerdo con esta idea y realizar un ejercicio de voluntad, de forma que tus actos sean coherentes con tu compromiso de evolución, mejora y crecimiento.

Nuestro yo superior que pertenece al mundo de lo espiritual y lo divino

Respeta profundamente nuestro libre albedrío y comienza hacer realidad cualquier imagen que creamos en nuestra mente

Con la finalidad de que cumplamos la misión para la que nos hemos manifestado en el plano físico; de esta manera nosotros mismos estamos continuamente creando nuestra propia realidad y configurando nuestro futuro.

Pero el problema está en que esta ley universal funciona en los 2 sentidos, tanto en lo positivo como en lo negativo.

Por ello debemos ser conscientes del poder e las imágenes mentales y de las palabras

Y tener presente que cada una de ellas son las semillas de una realidad próxima que comenzamos a configurar porque nosotros lo queremos así.

 



   Hola, mi nombre es Deniz soy fundadora de Armonizando Tus Energías, la cual nació de no comprender desde el comportamiento humano y la psicología, el sufrimiento de las personas, comencé a buscar otras herramientas que me ayudaran a ayudarlos, fue así como cada vez me sumergía mas en encontrar respuestas a esos eventos desagradables y muchas veces incomprensibles que suceden en la vida.  Mi misión es ayudar a las personas a comprender la importancia de vivir el aquí y el ahora, a soltar esas ataduras y sufrimientos que cada día los invade y no los deja crecer, a vivir en la armonía y abundancia que mereces.


Descarga estos recursos gratuitos

Déjanos tus datos y te enviaremos este paquet de recursos de gratuitos que te serán de gran ayuda para regular tus energías y mejorar tu día a día.

Recibirás el material directo en tu correo. ¡Disfrútalo!