Nuestro Blog

creencias-limitantes-armonizando-tus-energias-colombia

Como interfieren en nosotros las creencias limitantes

Las creencias limitantes vertebran nuestra existencia; unas veces potenciando nuestras capacidades, otras limitándolas.

Es de vital importancia hacernos conscientes de estas creencias limitantes para poderlas cuestionar y corregir.

Una creencia nos dice qué experiencias, actitudes, y conductas hemos de tener para alcanzar un determinado valor.

Una idea como: “Para ser feliz hay que trabajar duro”, que conecta el valor “ser feliz” con la experiencia “Trabajo duro”, se convierte en creencia cuando alcanza cierto nivel de sensación de certidumbre.

Esta sensación de certidumbre es una cualidad fisiológica- emocional que da a la idea la fuerza para ser “creencia”.

Las creencias son absolutamente necesarias para poder llevar una vida “normal”; es decir para poder hacer casi cualquier cosa, como comportarse con educación, seguir adelante a pesar de las dificultades, hacer lo correcto, etc.

En este sentido la mayoría de las creencias son útiles y adecuadas. Sin embargo debemos ser consciente que no todas las creencias que albergamos nos benefician, algunas creencias nos causan problemas, nos incomodan, nos hacen sufrir o nos incapacitan; esas son las creencias limitantes.

Cuando tropezamos con la misma piedra, nos pasan cosas indeseadas o repetimos patrones de conducta tóxicos, lo más probable es que estemos siendo guiados por una creencia limitante.

Normalmente no somos conscientes de estas creencias, y por ello sólo sufrimos sus efectos perniciosos.

Las creencias limitantes actúan por debajo de la racionalidad y tienen un gran poder de “tracción” arrastrándonos (literalmente) a comportarnos de modos indeseados, lo cual ocurre aunque racionalmente estemos convencidos de lo contrario.

¿Podemos cambiar una creencia limitante por otra que conecte con nuestro potencial?

Por supuesto que es posible hacer un cambio de creencias, pero es necesario hacerlo por debajo del ámbito racional…

Un proceso de cambio de creencias empieza cuando hemos llegado al umbral de dolor, al límite en nuestra capacidad de sufrir las consecuencias de esa creencia.

Esto es esencial para que el proceso de cambio tenga la fuerza necesaria.

Podríamos decir que uno cambia sus creencias limitantes cuando tiene suficientes motivos dolorosos para hacerlo.

Para que el proceso avance, además de este “no querer sufrir más” tiene que abrirse a la esperanza de que una nueva creencia “puede ser posible para mí”.

Esto, en la práctica, se lleva a cabo con la actitud de “estar abiertos a dudar” de la vieja creencia y la actitud de “estar abiertos a creer” en la nueva creencia.

Con este equipaje se pone en marcha el cambio de creencias.

Todos tenemos diferentes tipos de creencias que nos limitan, unas son desde el ámbito personal, otras desde lo familiar, laboral, académico, de pareja, financiero, en fin hay muchos tipos de creencias, para saber que hacer lo primero es identificar cual es esa creencia que me limita a no conseguir eso que deseo y por tanto ,e hace sufrir.

 

 



   Hola, mi nombre es Deniz soy fundadora de Armonizando Tus Energías, la cual nació de no comprender desde el comportamiento humano y la psicología, el sufrimiento de las personas, comencé a buscar otras herramientas que me ayudaran a ayudarlos, fue así como cada vez me sumergía mas en encontrar respuestas a esos eventos desagradables y muchas veces incomprensibles que suceden en la vida.  Mi misión es ayudar a las personas a comprender la importancia de vivir el aquí y el ahora, a soltar esas ataduras y sufrimientos que cada día los invade y no los deja crecer, a vivir en la armonía y abundancia que mereces.


Descarga estos recursos gratuitos

Déjanos tus datos y te enviaremos este paquet de recursos de gratuitos que te serán de gran ayuda para regular tus energías y mejorar tu día a día.

Recibirás el material directo en tu correo. ¡Disfrútalo!