Descubre cómo armonizar tus energías gestionando tus emociones

Las emociones negativas interfieren con el aprendizaje del ser humano, no permiten que las cosas fluyan y por ende te hacen sentir frustrado, de mal humor y que tu vida es un desastre, el día de hoy vamos a aprender a gestionar esas emociones negativas e instalar las positivas en nuestra mente, con 5 tips empleando 5 minutos diarios, veras como cambia tu vida.

  1. Coloca una música suave, puede ser el sonido del mar, el sonido de la lluvia, el sonido de los pájaros, una música que para ti sea relajante, ubícate en un lugar donde no te molesten.
  2. Ubica la emoción que deseas
  3. Céntrate en esa emoción que quieres controlar, sácala a la luz y siéntela en su máximo potencial, luego cierra tus ojos y respira profundo durante 3 veces, inhala contando hasta 7, reten contando hasta 7 y exhala contando hasta 7, realiza las respiraciones 3 veces. La 4° vez inhala, sostén y exhala con fuerza, en esa exhalación sacaras esa emoción que decidiste gestionar en este momento, este ejercicio lo puedes hacer las veces que necesites, sin embargo se recomienda que lo realices solo 3 veces.
  4. Una vez hayas sacado esa emoción a través de tu exhalación, te quedaras allí con los ojos cerrados, respirando profundo y trayendo a tu imaginación una emoción positiva que puede ser la gratitud, el perdón, la alegría, el amor, siente esa emoción como tuya y vívela dentro de ti, piensa y siente esa emoción, a medida que la sientes veras como tu cuerpo se relaja y cada vez sientes menos tus manos, tus piernas, tu cuerpo en general, sientes como si estuvieras flotando, vive este momento al máximo, puedes traer a tu mente momento que te hayan generado felicidad y que gustaría volver vivir.
  5. Una vez decidas regresar, puedes mover lentamente tus manos, tus piernas, mueves tus ojos de derecha a izquierda y poco a poco lo vas abriendo, veras que tu estado emocional al abrir tus ojos será un estado de tranquilidad y paz.

Puedes realizar esta actividad durante 5 minutos al día o cada vez que sientas que alguna emoción se apodera de ti, se recomienda ejecutarla por lo menos una vez al día durante 21 días continuos hasta lograr instalar el hábito en tu vida.